El poder del dinero


En pleno 2020 nadie puede negar el poder que el dinero tiene sobre las personas. La influencia que el amor al dinero tiene sobre la mente de los hombres es completamente irrefutable. Si nos dicen que en una isla lejana se encuentra probablemente un producto que nos dará ganancias, sin casi pensarlo, alquilaríamos un barco y fuéramos a la aventura. Muéstrales cómo ganar un centavo más de interés en su dinero y lo contarán entre los hombres más sabios. Casi nos ponemos de rodillas a hombres que han dominado el arte de los negocios, el mercado bursátil y finanzas.

Sigue leyendo

Confundimos éxito con victoria


Sobretodo los que que servimos a Dios confundimos éxito con victoria. Tal y cual nos programan en la escuela, universidad y sociedad en general, buscamos alcanzar grandes logros y dejamos a un lado una gran verdad, que aunque la olvidamos, no pierde relevancia: Dios nos ama por lo que somos, no por lo que hacemos.

Sigue leyendo

El orgullo es como la barba


Una de las cosas que NO me gusta hacer después de vivir mas de 40 años es quitarme la barba. Lo detesto. Admiro a esas personas que les gusta andar perfectamente afeitadas todos los días y tienen esa disciplina, yo diría que hasta pasión enfermiza, de realizar una exfoliación en su rostro.

Sigue leyendo

La Navaja de Ockham


Guillermo de Ockham fue un fraile franciscano, filósofo y lógico escolástico al que se le atribuye un principio metodológico llamado «La Navaja de Ockman». Este concepto sostiene que en igualdad de condiciones, la explicación más sencilla suele ser la más probable.

Los seres humanos somos expertos en complicarnos la vida, tanto nuestra propia vida y, como es peor, la de los demás. Al menos a mí me ha pasado, que para resolver un problema escojo el camino más difícil, el cual muchas veces solo agudiza la situación.

Debemos de darnos cuenta que la solución acertada a cualquier problema suele ser la más sencilla y directa, que comúnmente es la que contiene el menor número de pasos. Sin embargo nos fascina cometer el error de complicarnos en exceso, sobretodo cuando queremos emprender algo nuevo, como una meta de nuevo año, empezar un reto de lectura, empezar un negocio, o en mi caso, el de bajar de peso.

Tengamos presente que cuanto más complicada es la solución, menos probable es que la lleguemos a poner en práctica, y más tiempo será requerido para ver el resultado.

Ya es muy dura la vida como para que vengamos nosotros y la compliquemos más. Seamos resueltos, prácticos, sencillos y simplificados para dirigirnos directamente a la meta o para construirla.

Comparte esta pequeña nota por favor.

Volví


Hola, volví. Le cambié nombre al blog, hoy se llama «Notas Vida». Un proyecto que poco a poco iré construyendo. Lo importante es que vuelvo a la pluma y el papel… Realmente nunca dejé de escribir, mas bien dejé de publicar. Tengo muchas ideas que quiero compartir y espero te gusten y tú también las puedas compartir.

Sigue leyendo